Territorios Vivos desarrolla el Proyecto Ríos en la Comunidad de Madrid desde el año 2007. Se trata de una iniciativa de voluntariado ambiental que busca acercar a los ciudadanos a los ecosistemas fluviales a través del descubrimiento de sus valores y del análisis de su estado de conservación con actividades de inspección que los propios grupos de voluntarios realizan dos veces al año. Este proyecto es coordinado por diferentes entidades en otras Comunidades Autónomas (Cataluña, Cantabria, Galicia, Cuenca hidrográfica del Júcar, El Bierzo-Laciana y Portugal) todas comparten la misma metodología y colaboran en iniciativas conjuntas.

A finales de 2009 el Proyecto Ríos contaba en la Comunidad de Madrid con 61 grupos formados por más de 200 voluntarios que inspeccionan dos veces al año un tramo de 500 m de río. Gracias al trabajo de los entusiastas grupos conocemos todos un poco más acerca del estado de los ríos; de las condiciones físico químicas del agua, de los usos de los márgenes, la vegetación de ribera y la fauna asociada a estos lugares.

Los resultados obtenidos ofrecen una visión general en la que prácticamente la mitad de los ríos muestra alteraciones a tener en cuenta, hecho especialmente relevante considerando que mucho grupos escogen tramos relativamente altos y por tanto, a priori, con mejores condiciones.

Para lograr que los grupos cuenten con la mayor preparación para la realización de las inspecciones, en 2009 se realizaron más de 10 jornadas de formación. Algunas de ellas para dar a conocer la metodología a nuevos grupos. Otras se centraron, un año más, en actividades formativas sobre aspectos específicos de los ecosistemas fluviales.

El Proyecto Ríos además de tener vocación de continuidad, persigue innovar, ser más inclusivo en cuanto a colectivos participantes y ambicioso en los logros de conservación de nuestros ríos. Así, en 2009 se elaboró un Manual Infantil para que la iniciativa pueda llegar de forma más sencilla al público joven. Es un manual orientado a las aulas a través del cual queremos fomentar la participación de los centros educativos.

Con el objetivo de dar herramientas que ayuden a los grupos de voluntarios especialmente activos a elaborar pequeños proyectos de conservación, limpieza, restauración, etc., se editó el Manual de Adopción de ríos. La Adopción es un tipo de estrategia de Custodia del Territorio, que implica la siguiente escala de compromiso a la que algunos de los grupos podrán llegar en 2010.

Por último, mencionar que en otoño comenzamos un nuevo programa de análisis de la calidad del agua como refuerzo de las inspecciones de los grupos de voluntarios. Consiste en un estudio más detallado con equipos especializados y análisis de laboratorio de la calidad del agua en aquellos tramos donde los voluntarios del Proyecto Ríos detectan indicios de contaminación, como pueden ser vertidos, espumas, olores y colores extraños, etc. Así, se analizaron en cinco tramos una serie de parámetros como Oxígeno Disuelto, Amonio, Conductividad y Coliformes Fecales, los resultados se pueden ver en el Informe de ríos de 2009.

Río Sapo

El río Sapo es una reserva natural única, que ofrece a los visitantes, aguas cristalinas de color turquesa, cascadas, pozas, áreas de acampar y una gran variedad de flora y fauna. Es el río más limpio de El Salvador ya que no recibe ningún tipo de contaminación y es un destino ideal para la práctica de eco-turismo como la observación de aves, camping, trecking, bici-montaña, rappel o barraquismo. Posee seis mil hectáreas de tierras vírgenes y se abre camino entre formaciones rocosas.